La camisa es una prenda básica que debe ocupar un lugar importante en el guardarropa de todo hombre. Existen diferentes tipos de camisa para distintas ocasiones, ya sean eventos formales que exigen un look más elegante, o bien reuniones un poco más distendidas y sin tanto protocolo.

Si bien en las tiendas se consigue una gran variedad de géneros y modelos, siempre es recomendable una camisa hecha a medida porque la libertad del hombre para su elección y diseño se vuelven infinitas. Además, podréis conseguir un calce perfecto y destacar tu figura aún más, o bien disimular aquellos detalles anatómicos que no te tienen muy conforme.

Tipos de camisa según la ocasión

Es muy fácil perderse en el universo de las camisas, pues la variedad de tejidos, texturas, colores y modelos es muy amplia y la realidad es que no todas las camisas son para todos los eventos ni para todos los hombres.  Cuello, puños y botones son los principales elementos que varían en una camisa y según su forma o disposición es el nombre que recibirá determinada camisa. Estos son los modelos de camisa que vamos a compartir contigo.

Camisa para smoking: debe ser blanca. Puede llevar cuello y pechera de piqué y los botones son ser negros. Los puños se usan con gemelos que combinan con los botones.

Camisa para ocasiones formales: En general, las camisas monocromáticas son las favoritas para este tipo de eventos, sin embargo, el blanco es considerado el color de la formalidad por excelencia. Además, se puede combinar con trajes de diferentes tonos y el diseño de corbata que más te guste.

Camisa para reuniones informales: se puede jugar con texturas, estampados y colores con mucha más libertad. Incluso, podéis revisar las últimas tendencias de la moda masculina para conversar con tu sastre sobre las opciones que mejor se adapten a tu personalidad y estilo.

Camisa manga corta: es muy informal, por lo que no acepta corbata. Se puede usar con jeans o pantalones de vestir (según la ocasión).

Camisa cuello Mao: tienen un estilo único y se usan para ocasiones informales dándole un toque de elegancia a quienes la visten. Se pueden abotonar hasta arriba o bien dejar los últimos dos botones desabrochados. Podéis combinarla con una chaqueta americana o bomber.

Camisas para usar con corbatas:

  • Camisas de cuello francés. Tienen las puntas más juntas que otros cuellos.
  • Camisas de cuello inglés. Las puntas están aún más cerca que en las camisas de cuello francés, por lo que se recomienda un nudo de corbata fino y sutil.
  • Camisas de cuello italiano.Tienen las puntas mucho más separadas que las anteriores. Quedan mejor en hombres de cuellos largos y el nudo de corbata grueso estilo Windsor es perfecto para esta camisa.

En todos estos casos es importante que las puntas del cuello apoyen sobre la camisa, que no se doblen y estén bien rígidas.

Las camisas son una de las especialidades de los sastres de Cravati: tenemos a tu disposición los mejores tejidos, estampas y modelos para que podáis tener una camisa que muestre lo mejor de ti.