Todos sabemos que la alfombra roja de los Goya es un alarde de atractivo y originalidad. Las mujeres visten sus mejores galas para la ocasión, pero ¿y los hombres?

Desde un punto de vista elegante y clásico consideramos que muchos de los invitados tratan de captar la atención de los focos destacando por looks atrevidos y estravagantes que en muchos casos rozan el ridículo tratándose de un evento de gala de gran repercusión. Otros invitados saben perfectamente como realizar conjuntos y looks que favorecen su imagen y su porte, conservando elegancia incluso usando colores atrevidos.

Estaremos de acuerdo en que un smoking negro, camisa blanca y pajarita es una apuesta segura, acertado y elegante y en ningún caso arriesgado. En este caso tenemos a Marc Clotet, Antonio Banderas, Alejandro Amenabar o Jaime Lorente.

El toque total black viene de la mano de Enric Auquer (ganador del Goya al mejor actor revelación), Alejandro Gomez Palomo con especial mención al broche dorado. En este estilo clásico pero elegante podemos encontrar variaciones que le dan un toque diferente como es el caso de Miguel Angel Muñoz con una americana con lentejuelas de brillo en la solapa, o el fajín negro de Jose Manuel Seda. Alvaro Morte se ha decantado con una apuesta de todo al rojo con solapa negra y pajarita, americana de terciopelo.

También se han sumado a este estilo aterciopelado Jon Kortajarena con chaqueta burdeos y Félix Gómez en azul marino dando importancia a detalles como el pespunte en negro a juego con los bolsillos rectos sin tapeta.

Alfonso Bassave que ya apostaba en anteriores galas por el marrón como color predominante, se atreve este año con un esmoquin en punta de lanza combinando con camisa blanca y pajarita del mismo color.

Podemos hacer una especial mención al estilismo de Paco León, con un conjunto original en color granate con camisa del mismo color, zapatos en charol y solapa en negro a juego con la pajarita.

Es imposible hacer una valoración de los looks mas impactantes y originales de la noche sin contar con el inigualable Eduardo Casanova. Su look de traje blanco con capa y fajín de seda no dejó a nadie indiferente, arriesgando en detalles como guantes de plumeti en el mismo tono. Toda una revolución.

Como podemos observar la gala de los Goya siempre es un buen escaparate para lucir las mejores piezas, donde el mundo del espectáculo y la moda se dan la mano.

Desde Cravati queremos destacar que el éxito de cada pieza no solo requiere un buen look, sino saberlo defender con elegancia. A la hora de llevar un traje no hay que tener en cuenta únicamente el estilo y los complementos, en un traje a medida el tejido elegido, tiene un papel fundamental ya que cada uno de ellos se compone de ciertas propiedades que le otorgan una mejor caída, una mayor suavidad… sumado a que siempre se adaptan a la silueta de quien lo lleva, tratando de favorecer su imagen.