De seguro coincidiréis con nosotros en que la corbata es el accesorio masculino por excelencia. No solo aporta elegancia y estilo, sino que también es una forma de complementar y fusionar todos los elementos de cualquier traje hecho a medida.

Un poco de historia

Ya desde el siglo II a. C. se pueden ver imágenes en relieve de soldados romanos que utilizaban un pañuelo en el cuello para protegerlo del roce del casco y la armadura. Algunas mujeres de clases sociales más altas y los oradores para cuidar sus cuerdas vocales.

La palabra corbata viene del vocablo italiano corvatta que quiere decir croata. Los soldados astro húngaros (es decir actuales croatas) allá por el siglo XVII usaban un trozo de tela blanca anudada al cuello en forma de rosa cuyas extremidades colgaban en el pecho.

Por el siglo XIX las corbatas se fabricaban de tres colores: blancas, negras o grises. Las de géneros estampados surgieron en Inglaterra como forma de destacar la pertenencia a una clase social alta. Con el paso de los años y de la historia, la corbata fue ganando su lugar en las elites sociales hasta convertirse en un símbolo de distinción que llega hasta nuestros días.

Afortunadamente, en la actualidad hay muchos tipos de corbatas que varían según su tejido, tamaño y estilo. Hagamos un repaso sobre qué ofrece el mundo de las corbatas, algunos consejos para vestirla correctamente y conservarla intacta con el paso del tiempo.

Tejidos de corbata

? Lana: se usan con atuendos casuales y a pesar de ser gruesas, son ideales para épocas invernales por ser excelentes aislantes térmicos. No se recomienda colgarla porque puede sufrir deformaciones.

? Seda: es sin duda el tejido más lujoso de una corbata. Es suave y ligera y es sensible al roce y a la traspiración. Son ideales tanto para la oficina como para ocasiones especiales.

? De punto: por su textura liviana, se prefieren durante los meses cálidos. No se arrugan fácilmente y se suelen reservar para eventos informales y situaciones cotidianas del día a día.

El ancho de la corbata

? Skinny: es un tipo de corbata que va y viene en las pasarelas en las diferentes temporadas de la moda. Son ideales pare hombres de hombros estrechos, porque al ser angosta da la sensación visual de hombros más amplios.

? Estándar: la pala de la corbata, es decir su parte más ancha, mide alrededor de 7 cm y es la más común y clásica de las corbatas.

? Ancha: también aparece y desaparece de temporada a temporada. Su pala mide entre 8 y 9 cm y, contrario al modelo skinny, son perfectas si buscáis reducir visualmente al ancho de hombros.

Estilos de corbata para tu traje a medida hecho en Madrid

? Lisas: son perfectas para ocasiones muy formales. En líneas generales se prefiere combinar una corbata oscura con una camisa clara.

? A rayas: ya se han convertido en un clásico por su facilidad para ser combinadas con todo tipo de camisas y trajes en general.

? Estampadas: floreadas, a lunares o incluso con personajes, hablan de una personalidad muy fuerte y extrovertida. Se recomiendan para ocasiones informales.

Clasificación tradicional de las corbatas

? Clásica: se ata al cuello con un nudo y el resto del cuerpo de la corbata cae en punta para ocultar los botones de la camisa.

? Ascot: los extremos se pliegan para lograr un efecto visual voluminoso y se esconden dentro de la camisa. Aunque fueron furor en el siglo XIX, ya casi no se utiliza este tipo de corbata.

? De broches: ya vienen pre anudadas y son muy poco elegantes, por lo que se reservan para niños que aún no saben hacer un nudo de corbata.

Corbata de lujo para tu traje a medida en Madrid

Una corbata de excelente calidad tendrá en cuenta estos cuatro detalles.

  1. Si bien se cosen a máquina, la costura inferior que une ambas caras de la corbata debe estar hecha a mano.
  2. La parte más angosta de la corbata debería estar cosida del revés para esconder las costuras.
  3. Deben estar forradas con el mismo tejido de la corbata.
  4. Detalle de lujo: algunas llevan inscripto un número de serie o incluso el nombre del cliente… ¡muy chic!

Consejos para elegir la corbata adecuada

  • En líneas generales se prefiere una corbata lisa para camisas estampadas y corbatas estampadas para camisas lisas.
  • El final de la corbata no debe sobrepasar el cinturón.
  • El nudo de la corbata debe tocar el primer botón de la camisa y taparlo.
  • Prestad atención a que la parte angosta de la corbata que queda detrás de la parte más ancha no se vea.
  • Por regla general, las camisas de cuello estrecho, admiten nudo de corbata pequeño y viceversa.
  • Idealmente, el color de la corbata debe contener alguna tonalidad presente en tu traje hecho a medida.
  • Si sois afín a un estilo tradicional, el ancho de la pala de la corbata debe ser igual al del ancho de la solapa del saco del traje.
  • En el caso de las corbatas de seda, una vez que hayáis hecho el nudo, lo ideal es abombarlo un poco para que quede más firme y mejor armado porque la textura de dicho tejido es más fina y endeble que el resto.

Cómo cuidar tu corbata

❌ Las corbatas, al margen del tejido con el que estén confeccionadas, NUNCA deben ir a la lavadora ni lavarse a mano. En caso de que se manchen, procura llevarlas a una tintorería para que sean limpiadas en seco.

❌ NO guardarlas con el nudo hecho sino colgadas bien estiradas para que no se arruguen.

Los profesionales de la moda de Cravati estamos para ayudarte a que tu traje hecho a medida en Madrid luzca único y se fusione armoniosamente con tu corbata. Tenemos modelos exclusivos, fabricadas con los mejores tejidos de seda para que tu look sea moderno y elegante a la vez.