En las bodas, los novios (y los trajes de novios) son los protagonistas del evento, pero también este papel protagonista lo representan el padrino y la madrina, sobre los cuales recaen todas las miradas y atención de los asistentes, especialmente durante la ceremonia.

En el caso del padrino, un traje en magníficas condiciones y calidad es necesario para transmitir una buena imagen, puesto que generalmente, las bodas se caracterizan por ser de un estilo elegante, una ocasión especial en la que sacar a relucir las mejores galas.

Por todo ello, el padrino debe escoger su traje minuciosamente, atendiendo a todos los detalles para conseguir un estilo elegante a la altura del evento. Las mejores maneras para seleccionarlo, sería atender a su color, su tejido o su forma. Esta última, depende en gran medida de la chaqueta. Esta distinción entre unos trajes y otros marcada por la chaqueta del mismo, permite la existencia de diferentes tipos. A continuación se muestran las más comunes:

El chaqué, es considerada la prenda más elegante de los trajes de hombre. Consiste en un saco cuya parte posterior se estrecha en la cintura y forma dos faldones y su parte delantera está formada por un único botón a forma de cierre. Esta chaqueta, se acompaña de una camisa y un chaleco y es utilizado usualmente en ceremonias de día, por lo que el traje con saco de chaqué sería el ideal para un padrino de boda.

El frac es similar al chaqué pero más utilizado para eventos nocturnos. Consta de una cola que puede ser abierta o cerrada y la parte delantera es más corta, con botones a ambos lados cuya única función es decorativa.

El esmoquin, es el más popular de los trajes, siendo el más común entre los hombres. Suele utilizarse principalmente para eventos nocturnos y, a diferencia del anterior, no posee faldones y está menos a la altura de celebraciones de exigente etiqueta.

Los trajes de doble botón, consisten en la superposición de uno de los extremos de la chaqueta sobre otro, sujetándolo con un botón interior para fijar uno de los lados y, abrochándose mediante una fila de botones y a su lado, paralelamente, se encuentra otra fila de botones, la cual generalmente, es meramente decorativa.

Finalmente, el cuello mao, es un tipo de traje que toma como referente la vestimenta popular de la China Imperial, consiste en un cuello subido corto, sin solapas y abotonada en la parte delantera. 

Sin duda, existen numerosos tipos de trajes adecuados a diferentes ocasiones, pero el más adecuado para un padrino de boda, sería el chaqué en el caso de ser una ceremonia diurna o el frac si es nocturna. Además, no solamente es adecuado el tipo de traje, sino que el hecho de realizarse a medida al cuerpo del padrino, hace que sea el perfecto para el evento.

No hay duda que la decisión a la hora de representar un papel tan importante y estar a la altura de una celebración tan única y emotiva rodeado de los seres queridos, requiere que además de una responsabilidad sea necesario acompañar ese momento con el atuendo o traje adecuados que aporta esa presencia que marca la diferencia con el resto de invitados.